SOCIEDAD

7 de agosto de 2019

VÍAS Y CONSTRUCCIONES S.A ACOMETERÁ LOS TRABAJOS DE REFUERZO EN LOS PRIMEROS 250 METROS DEL ROMPEOLAS DE CASTRO

LA MESA DE CONTRATACIÓN PROPONE LA ADJUDICACIÓN A ESTA EMPRESA POR IMPORTE DE 2’2 MILLONES DE EUROS Y UN PLAZO DE EJECUCIÓN DE LAS OBRAS DE 15 MESES

La Mesa de Contratación de la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior ha propuesto al Órgano de Contratación la adjudicación del contrato de obras de refuerzo del dique norte (rompeolas) del puerto de Castro Urdiales a la empresa Vías y Construcciones S.A por importe de 2.239.534 euros. El presupuesto base de licitación ascendía a 2.639.403 euros.
La Mesa se reunió el pasado 10 de julio para realizar la valoración de la fase evaluable a través de un juicio de valor conforme a los criterios de adjudicación que se recogen en el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares y a la apertura del sobre C, criterios cuantificables mediante aplicación de fórmulas objetivos.
Entre las siete ofertas presentadas, Vías y Construcciones S.A ha obtenido la mayor puntuación y por tanto la Mesa de Contratación propone y eleva al Órgano de Contratación la adjudicación del contrato cuyo plazo de ejecución será de 15 meses.

Las obras a realizar consisten básicamente en el recrecido del muro vertical que constituye el cuerpo del dique norte por su lado sur (único accesible). En la descripción de las obras se usa como nivel de referencia el cero del Puerto de Castro Urdiales, ubicado 2,06 metros por debajo del N.M.M.A.
El recrecido se materializa como un ensanchamiento del cuerpo de hormigón en 2,50 metros desde la cota de cimentación del dique actual (variable y emplazada a una profundidad media aproximada de -6,50) hasta la cota de coronación del muro, +7,60 actual, suministrando una anchura al muro de 13,50 metros. Esta actuación se realiza a lo largo de los primeros 250 metros lineales del dique, desde el arranque en la Peña Santa Ana, hasta llegar a la mitad del dique.

El cuerpo del dique presenta en algunas secciones un escalón a la cota +0,40, por lo que el aumento de anchura será de 2,50 desde la cota de cimentación hasta la cota +0,40 y desde ésta hasta la coronación de 3,70 metros ó 2,50 metros en función de la sección.

El refuerzo de la sección del dique se prolonga también en la coronación del mismo, sobre el andén. Para ello se proyecta demoler los 0,30 metros superficiales de hormigón y ejecutar una losa de 0,60 metros de espesor mínimo, dejando coronado el andén en el cantil del muelle a la cota +7,60. Se dotará una pendiente del 1% -1,5% a la losa para la evacuación de pluviales. Con el objeto de reducir las subpresiones en la losa de coronación se disponen tubos dren cada metro de longitud en la superficie de contacto entre ambos hormigones, dispuestos transversales al dique y con salida al paramento sur, el cual podrá disponerse con pendiente hacia el lado dársena para reducir la cota de salida del tubo dren. Estos tubos podrán tener una distribución no regular por adaptarse a las zonas que se detecte el emplazamiento de los conductos preferentes de entrada de agua-aire una vez demolida la losa de coronación existente.

También se dispondrán tubos dren o bufaderos específicos a diferentes alturas (las que se decidan durante la ejecución de obra) para dar salida ordenada al agua y reducir subpresiones en las zonas detectadas con paso de agua en el paramento vertical.
La conexión entre el dique existente y el refuerzo u hormigón nuevo se garantizará mediante conectores:
1. Conectores en la zona de la losa. La perforación en el hormigón existente se realizará con barras corrugadas de 25 mm de diámetro y 50 cm de profundidad, en el que se verterá una lechada o mortero de cemento sulforresistente sin retracción. La perforación se realizará de 41 mm de diámetro y con una distribución al tresbolillo de una barra cada 2,25 m2 .
2. Conectores en paramento vertical del dique, zona emergida (desde cota +1,00 hasta coronación). La perforación en el paramento vertical existente se realizará con taladros de 50 a 57 mm de diámetro y 1,20 metros de profundidad en el tramo con la sección primitiva y 2,20 metros de profundidad en los tramos de sección reforzada en 1974-1975, con una inclinación de 15º respecto a la horizontal. En la perforación se verterá lechada o mortero de cemento sulforresistente sin retracción en el caso de que la perforación esté húmeda pero no inundada y resina de poliéster con fraguado en agua de mar en el caso de que se encuentren inundadas, sujeta la propuesta a aprobación de la D.O. Los conectores serán barras de acero corrugado de 32 mm de diámetro con una distribución de una cada 1,00 m2 ,colocadas al tresbolillo y con una longitud de anclaje en el hormigón nuevo de 1,50 metros.
3. Conectores en el paramento vertical del dique, zona sumergida (desde cota +1,00 hasta cimiento). La perforación en el paramento vertical existente se realizará con taladros de 51 mm de diámetro y 1,20 metros de profundidad (2,20 metros en la zona afectada por el refuerzo de 1974-1975), con una inclinación de 15º respecto a la horizontal. En la perforación se verterá resina de poliéster con fraguado en agua de mar o material aprobado por la D.O. Los conectores serán barras de acero corrugado de 32 mm de diámetro con una distribución de una cada 1,75 m2 , colocadas al tresbolillo y con una longitud de anclaje en el hormigón nuevo de 1,50 metros.

El recrecido del muro llevará una jaula de piel por todos sus lados y en ambas direcciones (transversal y longitudinal) de 4 redondos de 12 mm de diámetro por metro lineal. Se formarán simultáneamente a la ejecución del recrecido 2 escaleras en el paramento sur del dique similares a las existentes en la actualidad, que discurrirán desde la cota de coronación del cantil hasta la cota +1,00, con dos plataformas intermedias a cota +5,00 y +3,00. Con el objeto de garantizar la correcta cimentación del dique, se recrece la escollera de cimiento hasta conseguir un ancho de escollera medido desde el paramento interior definitivo del dique de 5,00 metros, la cual tendrá un peso de 300 kg.

Las reparaciones en la cara lado mar del dique consistirán en el saneo y reconstrucción de los huecos detectados con mortero, resina, pastas, etc mediante medios terrestres o marítimos (buzos) en función de su localización. Una vez relleno el hueco, se procederá a un gunitado exterior del área.

En la ejecución de estas reparaciones se ha considerado que deberán realizarse en bajamares y durante la temporada estival (mayor bonanza climática).

La terminación de las obras consistirá en la instalación de 10 bolardos de 15 t de tiro nominal y 10 escaleras de pates distribuidas uniformemente cada 25,00 metros a los largo del dique. También se disponen argollas y barandillas. En relación con las barandillas, escaleras, escalas de pates, bolardos y argollas, se reproduce en este aspecto una situación similar a la existente en la actualidad.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »