LA CONSEJERÍA DE OBRAS PÚBLICAS PRIORIZARÁ ESTA LEGISLATURA EL ARREGLO DE LA CARRETERA ENTRE OTAÑES Y SANTULLÁN

 

LA IDEA ES ENSANCHARLA PARA DOTARLA DE UN PASEO PEATONAL

El Consejero de Obras Públicas, Jóse Luis Gochicoa, ha confirmado que su departamento va a priorizar esta legislatura la mejora de la carretera que une Santullán con Otañes. Una vía que acumula un elevado tráfico pero que supone un peligro en la seguridad vial de conductores y peatones por el estado del firme, su estrechez y trazado. Por ello, Gochicoa entiende que es necesario priorizar el arreglo de esta carretera en detrimento del vial que une Ontón y Otañes que acumula menos tráfico. La intención es estudiar cuanto antes el inicio de la redacción del proyecto de ensanchamiento de la carretera con el fin de dotarlo además de algún paseo peatonal que redunde en una mejora de la seguridad vial.

Así nos lo ha comentado el consejero en una entrevista en la que también ha hablado del inicio en octubre de las obras de rehabilitación del rompeolas.

En esta primera fase, se actuará en los 250 primeros metros, los que menos coeficiente se seguridad muestran. La empresa Vías y Construcciones ejecutará los trabajos durante 15 meses, con un coste de más de 2,2 millones de euros. Una vez que concluya esta primera fase se licitará la segunda para terminar los otros 250 metros del dique.

Por otro lado, Jóse Luis Gochicoa también ha comentado la reunión que mantendrá el día 16 de septiembre con representantes municipales y del equipo redactor del proyecto de reunificación de la Plaza del mercado para trasladar las modificaciones que los placeros han hecho. Modificaciones que el Consejero entiende que no son sustanciales y que espera que puedan recogerse atendiendo así a las demandas de los comerciantes. Y es que se plantea «cambiar algunos de los criterios del programa de necesidades”, lo que se podrá hacer “mientras no rompa la estructura del proyecto “, ha señalado.

Finalmente, respecto a la renuncia del Ayuntamiento al proyecto del Centro multiusos del Agora, Gochicoa ha expresado cierta pena porque el proyecto está redactado y el convenio firmado, aunque no estaba licitado. No obstante, entiende que la nueva corporación plantee otras necesidades, de ahí la responsabilidad de atenderlas.

Respecto al nuevo proyecto que quiere impulsar el equipo de gobierno municipal junto al polideportivo Pachi Torre, el consejero ha señalado que habrá que estudiar esas nuevas necesidades que se plantean, el coste y la financiación. Algo que tendrá que hacerse, ha dicho, en la Comisión de seguimiento que se recogía en el Convenio firmado en la pasada legislatura para el proyecto del Agora. Un proyecto al que se renuncia en pos de que se puedan ejecutar unas instalaciones culturales que den respuesta a la demanda actual y futura y que supondrá un coste para el Ayuntamiento de 200.000 euros para sufragar los gastos de los estudios de costes y la redacción del proyecto.