ALEJANDRO FERNÁNDEZ RESPONSABILIZA AL EX CONCEJAL DE DEPORTES HUMBERTO BILBAO DE NO HABER SEGUIDO EL PROCEDIMIENTO HABITUAL DE CONTRATACIÓN DE LA PISTA ‘PUMP TRACK’ Y HABERSE PUESTO COMO RESPONSABLE DEL CONTRATO: «NINGÚN TÉCNICO ERA CONOCEDOR DE LAS OBRAS NI SE HA HECHO SEGUIMIENTO DE LAS MISMAS Y AHORA NO HAY NADIE QUE SE QUIERA RESPONSABILIZAR DE ALGO QUE NO HAN VISTO NI SEGUIDO»

 
MIENTRAS SE TRABAJA PARA SOLUCIONARLO, EL CONCEJAL DE OBRAS PIDE A LOS JÓVENES QUE NO USEN LA PISTA PUMP TRACK PORQUE AÚN NO ESTÁ RECEPCIONADA Y NO REÚNE CONDICIONES DE SEGURIDAD
 
 
La concejalía de Obras que dirige el concejal Alejandro Fernández está intentando solucionar el problema heredado del anterior edil de Deportes Humberto Bilbao con la obra de la pista lúdica, ‘pump track’ para bicicletas en el Alto de la Cruz, frente al IES 8 de marzo.
 
Las obras “supuestamente están terminadas, según la empresa, pero se encuentran valladas y no está permitido su uso porque hay que recepcionarlas, liquidar el contrato y el elaborar unas normas de uso para poder utilizar en condiciones de seguridad esta instalación”. Así lo ha asegurado Fernández quien en rueda de prensa ha explicado por qué ese equipamiento que ha costado 62.793 euros y que ya está siendo utilizado por los jóvenes sigue sin inaugurar.
 
Según ha contado, la obra comenzó a ejecutarse tres semanas antes de las elecciones. Alejandro Fernández ha señalado que se ha comprobado que “ningún técnico municipal era conocedor de las obras ni se había hecho un seguimiento de las mismas”. Lo que se conoce, ha dicho, es que en el departamento de Obras se había solicitado que se aportara para dichas obras maquinaria y material de cantera que han sido pagados fuera del contrato de la pista.
 
El edil de Obras ha contado también que la obra fue promovida por el anterior concejal de Deportes Humberto Bilbao que fue quien solicitó las ofertas a las empresas, quien consiguió la fiscalización en Intervención, y quien hizo la propuesta de contratar a la empresa Poolsport Soluciones S.L por importe de 47.735 euros, contrato que se hizo por decreto del alcalde de fecha 7 de mayo, y que ponía como responsable del mismo al propio edil Bilbao.
 
Alejandro Fernández ha asegurado que ésta no es la forma habitual de llevar a cabo un expediente de obra. El ex concejal de Deportes debería haber indicado a los técnicos su deseo de llevar a cabo este proyecto. Los técnicos tendrían que haber buscado las ofertas, haberlas informado y haber trasladado una propuesta de contratación, nombrando posteriormente a un técnico municipal o contratando la dirección de obra externamente para hacer el seguimiento de la obra y la coordinación de seguridad y salud. «Al no haber seguido el procedimiento, nos encontramos con que el ex edil de Deportes ya no forma parte de la Corporación y por ello, -al no haber cerrado el expediente-,no se han podido recepcionar las obras y no hay técnicos que se quieran responsabilizar de algo que no han visto ni seguido. Además, no hay un presupuesto desglosado de los trabajos ejecutados que se debería haber exigido”.
 
Con este panorama, desde la concejalía de Obras se está intentando solucionar el problema, aunque reconoce el edil “que no va a ser fácil”. El trabajo está ejecutado y hay que pagar a la empresa.
 
Alejandro Fernández no ha aventurado plazos. Se está a la espera de que se incorpore en breve la técnico que conoce un poco el tema. Paralelamente se están haciendo indagaciones y habrá que comprobar que los trabajos se han ejecutado. Por ello, el edil pide responsabilidad a los ciudadanos, especialmente los jóvenes que desde hace semanas están utilizando la pista. Recuerda que si hay un accidente la responsabilidad no será del Ayuntamiento ya que las instalaciones están valladas y su acceso y uso no permitido.