EL RADAR DE BAJADA DE SALTACABALLO REGISTRÓ EN 2018 15.000 DENUNCIAS, LA MAYORÍA POR SUPERAR LEVEMENTE EL LÍMITE DE 80 KM/H

 

El radar de bajada de Saltacaballo hacia Santander en la A-8 impuso en 2018 cerca de 15.000 denuncias anuales. De ellas, la mayoría (70%) son denuncias por superar ligeramente la velocidad máxima de 80 km/h, sancionadas con multas de 100 euros y que no suponen retirada de punto, mientras que un 25% son conductores que superan por mucho la velocidad máxima, lo que en este caso si supone una sanción mayor con retirada de puntos.
En sentido contrario, en la subida a Saltacaballo en dirección Bilbao, el número de denuncias es mucho más pequeño.

Así nos lo ha contado hoy el Jefe provincial de Tráfico Jóse Miguel Tolosa con quien hemos hablado sobre distintos asuntos relacionados con su departamento en Cantabria.
Respecto a los radares , Tolosa cree que “hay que avisar de su presencia para que el conductor levante el pie del acelerador”.

Tolosa hablaba de la alta intensidad en la A-8 a su paso por Castro con 45.000 vehículos al día; en verano 50.000 y picos concretos en época estival algo más elevados, con 3.000 vehículos a la hora.
Tráfico lanzará en breve una nueva campaña de concienciación del uso del cinturón de seguridad, y sanción en los casos en que no se lleve puesto.

El anteproyecto sobre el agravamiento de sanciones por el uso manual del móvil en el coche ha quedado frenado por el anuncio de las elecciones. Se prevé elevar la pérdida de puntos de 3 a 6 para este tipo de sanciones. También ha quedado en el aire la regulación del uso de los patinetes, buscando la seguridad y sostenibilidad.