EL SERVICIO CÁNTABRO DE SALUD INTENTARÁ CUBRIR PARA LA PRÓXIMA SEMANA UNA PLAZA DE PEDIATRA EN EL CENTRO COTOLINO AL HABER ACTUALMENTE UN ÚNICO MÉDICO EN JORNADA REDUCIDA QUE ATIENDE LOS LUNES Y VIERNES

 

A PESAR DE LA FALTA DE ESTOS ESPECIALISTAS “LOS NIÑOS NO ESTÁN DESATENDIDOS”, SEGÚN LA GERENTE DE ATENCIÓN PRIMARIA ALICIA GÓMEZ

El Servicio cántabro de salud (SCS) está intentando gestionar para la próxima semana la cobertura de una plaza de pediatría en el Centro de salud Cotolino, al encontrarse este servicio con un solo médico especialista que atiende los lunes y los viernes. Una circunstancia que ha disparado el número de quejas y reclamaciones de las familias castreñas con niños pequeños.

Sobre este problema, que no solo afecta a Castro sino a otros centros de la región y de España por la falta de pediatras, hemos hablado hoy con Alicia Gómez Pérez, responsable de la Gerencia de Atención primaria de la zona Santander-Laredo del SCS.

Gómez ha explicado que en el Centro Cotolino “hay una situación muy concreta” derivada por la baja de una de las pediatras que “por lo que sabemos va a ser breve”.
Actualmente, “hay un pediatra con reducción de jornada, tenemos a la doctora Vega que es una pediatra a tiempo completo que ahora está en situación de baja que esperamos que sea corta, y se está intentando cubrir para la semana que viene la ausencia de otro pediatra que es una situación de excedencia”.
En cualquier caso, Alicia Gómez ha dejado claro que los niños “no están desatendidos” en el Centro de salud Cotolino.

Si la situación es urgente se deriva a un pediatra del centro de salud de la Barrera y si son situaciones normales con niños a partir de 2-3 años lo valora un médico de familia del Centro Cotolino”.

Al respecto, ha concretado que “si hay una atención urgente que realizar se les va a realizar”. Ha señalado que “la parte que si parece que tenemos que demorar es la revisión del niño sano. Sabemos que durante el primer año de vida, sobre todo, prácticamente cada mes se les hace una revisión programada; la parte de enfermería se sigue haciendo, y a veces queda un poco pendiente de completar esa revisión por parte del pediatra y es lo que a veces estamos poniendo, pero no son situaciones urgentes”. Por ello, se está intentando reestructurar otras zonas para desviar pediatras a Cotolino, aunque no sea a tiempo completo, mientras no se cubra la vacante, para que no haya solo un pediatra y no tres”.

La nueva gerente de Atención Primaria ha subrayado que la falta de pediatras es un problema a nivel regional y nacional, y que se están intentando buscar todas las fórmulas posibles para subsanarlo. “No hay pediatras en Cantabria o España que no estén trabajando o que tengan interés por cambiar de Comunidad y venir a Cantabria”
A su juicio, se tardará unos años “en que esto se subsane porque hay que aumentar el número de plazas MIR y esperar a que se formen”.

Ahora que en abril terminan los residentes de pediatría y de medicina de familia, Gómez espera que muchos de esos médicos se queden en Cantabria, “porque es una comunidad muy fácil de vender y agradable para vivir y esperemos que seamos capaces de dotar de las necesidades a la población que tienen por la menos de la revisión del niño sano y las urgencias”.

Respecto a las listas de espera de las consultas de las especialidades de Castro, Gómez cree que hay que seguir trabajando para limarlas y reducirlas, si bien opina que “cuando los procesos son importantes los tiempos de respuesta son adecuados, como en un proceso oncológico o cardiológico”.

Por otro lado, ha hablado de la propuesta que se está negociando entre el Servicio cántabro y los sindicatos para que Castro sea considerada zona especial como Campoo, Liébana y Puentenansa, con una serie de ventajas y atractivos para los médicos que decidan ejercer aquí.

Finalmente, ha hablado de las quejas y reclamaciones que los pacientes realizan, “fundamentales para que la Administración se ponga las pilas y para responder a los usuarios y explicarles cómo funciona el sistema sanitario público”.